Nuestra marca “Cafés EL PATO”

UNA MARCA con CASI 100 AÑOS DE HISTORIA

La historia de esta emblemática empresa familiar riojana va más allá de principios del siglo 20 aproximadamente en 1919 donde el bisabuelo de Joaquín Martínez Martínez, hoy gerente de ‘Cafés El Pato’ inició su andadura empresarial con ‘Cafés El Gato’.

Este nombre no duro mucho, por aquello de los plagios muy en auge también en aquella época, paso a tener el actual nombre a partir de 1923, donde con gran acierto el fundador de la empresa decidió registrarlo como propio para evitar imitaciones.

Cafés EL PATO es un buen ejemplo de una marca sólida y potente que ha perdurado y se ha fortalecido con el paso de los años, gracias al respeto que toda la familia ha tenido por la marca, y la gran calidad del producto que avala, el café.

La trayectoria de “Cafés EL PATO”

UNA MARCA con CASI 100 AÑOS DE HISTORIA

Fechas reseñables de la empresa:

  • 1923. De la mano de Orencio Martínez, nace la marca Cafés El Pato y se consolida su registro.
  • 1970. Luis Martínez se hace cargo de la empresa como segunda generación.
  • 1976. Ascensión Martínez, tercera generación, se hace cargo de la marca.
  • 1978. Traslado del primer tostador de la Calle Sagasta, al Polígono de La Portalada.
  • 1992. Reforma del local de Hermanos Moroy convirtiéndose en la primera tienda-degustación moderna de café de La Rioja.
  • 2000. Informatización de la red comercial.
  • 2003. Certificación de la norma de calidad ISO 9001-2001.
  • 2005. Inauguración de las instalaciones del polígono Lentiscares. Con capacidad para producir más de 400 mil kilos de café tostado y envasado al año.
  • 2019.  La marca “Cafés El Pato” se traspasa y queda en manos de Joaquín Martínez Martínez, cuarta generación de maestros tostadores y expertos del café en La Rioja.
Tienda antigua de Cafés El Pato
Pasión por el café

Pasión por el café

CALIDAD, TRABAJO Y CONSTANCIA

Cafés EL PATO ofrece un producto artesanal y exclusivo, ya que no existe stock de producto, solo el de rotación. “El café es un producto vivo”.

El café se va tostando según las necesidades y particularidades de cada cliente, para que el producto llegue fresco, en un tiempo mínimo y con todas las características de aroma y sabor. El tueste en pequeñas cantidades, por considerarlo mejor para la calidad del café, el envasado diario y el rápido servicio es lo que le confiere a esta empresa familiar una peculiar forma de trabajar y relacionarse con sus clientes.

La hostelería, las pequeñas tiendas de comestibles y la venta al por menor en sus propias tiendas – degustación, son los clientes potenciales de Cafés El Pato, por su buen hacer, que va cosechando día a día, nuevos clientes, a los que quieren ofrecer el mejor producto. “Para esta empresa sus clientes no son números, son clientes y amigos”.

Cafés EL PATO presente y futuro

AMABILIDAD, PROFESIONALIDAD Y MÁXIMA CALIDAD

En Cafés EL PATO contamos con tostadero propio, fuera de la ciudad y también con las tiendas – cafeterías en el corazón de ciudad.

En la calle Hermanos Moroy 26, junto al Mercado de San Blas, se ubica una de ellas desde 1992, donde desde principios del S. XX se ubicaban las oficinas, el envasado y la tienda al por menor. En Calvo Sotelo 41, se ubica desde 1998 su otra tienda – cafetería.

En estos locales se vende al cliente particular. El café se prepara en el momento, con el molido y empaquetado que cada cliente solicita, de esta manera el producto está lo más fresco posible y conserva todo su aroma y sabor.

Además de las tiendas también contamos con las cafeterías donde nuestros clientes habituales y transeúntes pueden degustar nuestra variedad de cafés, siempre con la máxima calidad.

Fachada de cafés El Pato